28.12.11

Ensayo >< Error

Gris
dolernos en marzo
diferenciar
encajando, pretéritos.

Desastres
mi hipérbole guionizada
apostar al rojo
llegar al pódium.

Imaginación al poder
pronombres
tercera persona del plural
en alemán.




20.12.11

De enamoramientos fugaces en andenes subterráneos.

El cielo sobre Berlín
cruzarnos en el metro
27 de diciembre
con las manos frías.

Jules et Jim siempre
colección de alter egos
rompernos el termómetro
de fuera hacia dentro.

Billete de ida a lo que pudo ser
para  McFly era fácil
uno más uno son dos...
Sólo si sabes cómo hacerlo.

14.12.11

·0501·

Vestirme las ganas de ramera
madrugarte por capricho
percibir rotura de cimientos
yacer desganado del tren perdido
recolocando los minutos del capítulo piloto.

6.12.11

ene(a)mistades con leche y doble de azúcar

Polos opuestos
frágiles
imanes en frigoríficos
diferentes.

Errores
platonismos dobles
nocturnidad sin alevosía
pidiendo clemencia en francés.

Enero ya no duele
tiempo con agua sin hielo
y el reloj se quedó sin whisky
tan fácil como dejar de verte.

3.12.11

Soluciones fáciles para problemas innecesarios

Incienso de vainilla
vinilo de Barry White y
vino blanco en el frigorífico.

(Entendernos sin tocarnos
oírnos sin hablarnos
pensarnos sin quererlo
sin querer queriendo).

28.11.11

Instrucciones para los juegos de cama

Buscarte por Madrid
¿afición al dolor?
de Ópera a Callao
ojos verdes tras cualquier mostrador
que dibujan una línea perfecta
entre el olor a café
y mi puerta secreta.

Disfrazar tormentos
porque Halloween era nuestro
todos los miércoles de Diciembre
a las diez de la mañana.

De izquierda a derecha
¿dónde estás?
mi aire no funciona
cansada de lo mismo
el escondite no es para niños.

21.11.11

Más vale tarde que nunca.

Decías que era demasiado pronto
empeñado en hacer oídos sordos
obligándome a enseñarte
enseñarte a enseñarnos
que también se puede leer entre líneas.

Como correr la maratón
sin entrenar
las dos botellas de vino que le robamos a tu padre
madrugadas verborreicas
con las que lleno tu hueco en la cama
hasta que hablemos el mismo idioma.

10.11.11

para reconstruir el imperio austrohúngaro es mejor esperar a medianoche.

Atardeceres ibicencos a orillas del puerto que huelen a caricias en la espalda y cigarrillos a medias.
Promesas que se escapan tras nubes de color naranja violáceo y vuelven convertidas en besos de buenas noches que no se pueden robar.
Un vestido que se mueve a ritmo de jazz y brisa marina, manos que se entrelazan por casualidad, una camisa de cuadros que se esconde detrás de un gin-tonic en copa de balón... Y mil "porsiacasos" en la recámara.

1.11.11

Long island ice tea

Tokio debería querernos
hasta mañana,
quizás un poco menos
noches con "¿y si?" de fondo
imaginándonos en un vídeo de Lyona
ser primera persona del plural
en la última fila del cine.

25.10.11

y es que, al final, dos líneas paralelas pueden juntarse

liviandad magnética
magnificencia sintética
vulgaridad mimética
confusión estética
superioridad helénica

manifestación verídica: paralelicémonos.

9.10.11

Domingueros

Clonar ruidos
a modo de bandas sonoras
de cada película que no hemos protagonizado
culpando a tu pánico escénico
de días que se alargan demasiado
y verdades asfixiadas en tarros herméticos.

27.9.11

Un pronombre puede cambiar el rumbo de la historia

Si te cuesta abrir la puerta, inténtalo con una ventana... Quizás ésa SÍ sea la forma correcta de entrar (¿nos?).

21.9.11

Por el principio

Marina y sus amigos habían ido a la discoteca de siempre, a pasar el rato y reírse de las pintas de aquellos a los que les encanta aparentar (aunque fuera su sitio favorito... Eso era innegable). Como llegaron pronto, el sitio estaba todavía medio vacío, pero ella tuvo tiempo de fijarse en alguien. Ese alguien llevaba una camiseta de Explosions In The Sky y, cómo no, tenía barba. "¿Habéis visto qué chico más guapo?", dijo a sus "hombrecitos"... "Tía, ¡siempre estás igual!"... Y siguió bailando, sin pensar en el chico misterioso.

Al rato, salió al rincón del fumador con Jack, y escuchó cómo una voz en acento extranjero les preguntaba sí había algún sitio interesante donde ir cuando amaneciese. Levantó la cabeza... ¡Y era el chico de la camiseta de Explosions In The Sky! Tras la batería de preguntas-respuestas de rigor (soy francés, mi ex-novia es una zorra, me voy mañana) volvieron a seguir bailando, cada uno por su lado.

Mención especial para la música de aquella noche: la sucesión de canciones festivaleras hizo que Marina y el chico misterioso mantuviesen contacto visual toda la noche... Para desesperación de sus amigos, que querían obligarla a pasar a la acción.

Los "hombrecitos" de Marina llevaban mucho cansancio acumulado, por lo que querían irse a casa cuanto antes... Pero ella no podía irse sin despedirse del chico misterioso, o al menos sin saber su nombre. Aun así, mirase donde mirase en la pista, no le veía.

Ya en la puerta, cuando casi se había dado por vencida, vio que el chico misterioso y sus amigos estaban en el rincón del fumador, hablando con unas chicas que habían estado rondándoles toda la noche. Era un "ahora o nunca": Marina escribió en un papel con lápiz de ojos su pin de la Blackberry, y le dijo a Jack "Si le das esto al chico misterioso te amaré eternamente".

Marina, escondida en una esquina, esperó pacientemente... Hasta que oyó a Jack llamarla "Marina, ¡ven!". Se acercó y allí estaba Jack, con el chico misterioso y su amigo.

-Chica de las gafas bonitas... ¿Esto que és? Si yo no tengo Blackberry... ¡Que soy un antiguo!
+Bueno, podría agregarte al Facebook... Si supiera cómo te llamas.
-Eric... Me llamo Eric.

Antes de irse a casa, Eric le preguntó a Marina si creía en la magia. Ella dijo que sí.

-Voy a hacerte un truco de magia: si me sale bien... Me das un beso de premio.

... Le salió bien.

14.9.11

LA PIEL QUE HABITO.

Sabía que iba decidida a ver algo 'fuera de lo normal' (reconozco que la variedad de críticas alimentaron mi curiosidad) pero jamás pensé que Almodóvar tuviera el valor de reírse en la cara de cada uno de los espectadores de su última película. Cuando se trata de una larga trayectoria profesional, como la suya, llega un momento en el que 'cambiar de registro' puede hacerse más que necesario. Pero no. Almodóvar debió quedarse para siempre en 'Volver', echar la vista atrás y dedicarse a hacer lo que sabe que hace bien. 'La piel que habito' es símbolo de los aires de grandeza a los que nos tiene acostumbrados estos últimos años, una estracanada sin pies ni cabeza que parece que, por llevar su firma, estás obligado a venerar. Saltos de una historia a otra, nexos dudosos, surrealismos varios que me han hecho repetirme en más de una ocasión 'esto no puede ser cierto'. Creo que su intento de adentrarse en el terror y suspense 'sin gritos de por medio', se ha quedado en una mera pantomima: Banderas y su cirujano sin escrúpulos me han parecido el mayor chiste cinematográfico de los últimos tiempos.
Castigo divino merece haber desaprovechado de tal forma a Eduard Fernández, actor al que admiraba hasta ahora y del que espero olvidar su 'pasaba por aquí' para poder seguir haciéndolo. No sé si quiero hablar de la abuelita de la Barbie (Marisa Paredes): las secuencias en las que no está Marilia se hacen más llevaderas.
Creo que salvaré (pero no mucho) a Elena Anaya... Parece ser la única que sabe dónde está. Aunque haya que intuir a su personaje a través de sus posibilidades corporales, dado que su interpretación queda relegada a un segundo plano (quizás por eso la salvo). Para mí diré que es un aceptable 'Segismundo con síndrome de Estocolmo'.
Del resto de actores... Creo que será mejor que extraigáis vuestras propias conclusiones: en mi cabeza suena todo demasiado hiriente.
Y es que hay, sin duda, dos nombres propios en todo este asunto: José Luis Alcaine y su maravillosa fotografía, sin el cual la película hubiera sido mucho más indigesta de lo que ya es y Alberto Iglesias, artífice de una banda sonora inigualable.

3.9.11

ñoquis a los cuatro quesos

Alargar las noches que no
como un quiero y no puedo
facilidad con acento extranjero
pseudomentiras más autóctonas que nunca
cuando el frío que huele a verano
empeñándose en disfraces que no cuadran
de corazones híbridos que prefieren
desnudarse en una luna que
quieras o no
siempre resulta familiar
ayudando frente a un croma que pretende
pretender parece siempre cierto
cierto en cualquier idioma es verdadero
con líneas de puntos que no llevan a ninguna parte.

11.8.11

Semana fantástica

Lunes: Hacer nuestra propia versión de "Un tranvía llamado deseo".

Martes: Resucitar tus horas muertas recordando "sinvivires".

Miércoles: Que me cuentes hasta cien en alemán.

Jueves: Fresas con leche condensada y alguna de Aronofsky en el sofá.

Viernes: Despeinarnos hasta odiarnos cada día un poco menos.

Sábado: Escribir el mejor guión que jamás se haya escrito bajo el edredón.

Domingo: Dejarme ganar al Mario Kart.

4.8.11

noche en vela

apurar la última copa de vino
sería lo más romántico
pero nosotros somos de tercios
a medias
para después salir a tomar la luna
descalzos
y con unas cuantas caricias de más.

20.7.11

no todo lo infinito es bueno, a veces duele

porque necesitamos saber dónde acaba todo.
porque necesito saber dónde empiezas
y si te vas a acabar.

porque guardé la magia de aquella noche
en los bolsillos de mi americana
favorita.

es de esas cosas que no comparto porque...
¿y si se me/nos acaba?
¿eh?

9.7.11

De buena mañana

Nueve punto cero cero
café a medias sin azúcar
tacón roto a mitad camino
hiperventilación a pelo.

Primera fila centro
como querría Euclides
paralelizarnos los cuerpos
hasta después del recreo.

Escóndeme el sol que sobran ratos
que si agito el globo me fascino
planificar el esférico
difícil usar lo de todos.

6.7.11

Trabalenguas de martes con cara de miércoles

sí quiero
no quiero
¿qué quieres?
¿te quieres?
no(s) queremos
déjalo
da igual
pero ¿igual?
¿igual?
qué más da
menos es más
más de lo mismo
mismos rostros
diferentes días
la misma historia
con agrio final
el final del principio
con extra de sirope.

29.6.11

Contenidos extras

mucho de poco
poco de nada
hervir ausencias
para que duelan menos

caricias de plástico
sudoku mal hecho a boli
tomar-te en mi taza favorita
curiosidad de la más barata

carrera de obstáculos
creerme todo
pero si todo es todo
¿qué es nada?

mullir los cojines del sofá
y la cabeza en el DVD
la vida cuesta de entender
si está a veinticinco frames.

18.6.11

Pretextos que necesitan de una larga explicación

Aislarte el corazón de agresiones externas
la gomaespuma a veces no sirve
lo que no es a veces lo parece
distorsión
de
postre
tú y yo
imposible despejar la incógnita
tú + tú = vosotros
inoportunidad antropomórfica
robarte el olor para invertir
excusas de cardiotraficantes
adicciones difusas
y lo difuso...
Parece de mentira.

13.6.11

Petición formal

Las cosas más difíciles de decir son aquellas que crees haber dicho sin que hiciera falta decirlas, para darte cuenta de que lo hecho pesa más que lo no-dicho y que, al fin y al cabo, oírte no decir nada llena más que decir muchas cosas de esas que no vale la pena escuchar. Por eso quiero que me enseñes a llenarme para no convertirme en un ser dependiente de algo que quizás existe o quizás no, circunstancia inversamente proporcional a la alineación de tus chakras. Porque si eres capaz de llenarme los "buenos días" hasta que se me salen por las orejas... También sabrás llenarme los "aquí y ahora", ¿no? Y hasta arriba, gracias.

7.6.11

Cardiopatía bipolar

Eres como ese jodido puñetazo que va directo al esternón, porque si hubiera sido un poco más a la izquierda... ¡Pum! Muerte súbita por hiperestimulación sentimental. La típica escopeta de aire comprimido que dispara todos los balines de golpe, en plan "tienes que tragarte por narices todas mis medias verdades desde que nos conocemos". Me vas a permitir que las mentiras me las guarde, por aquello de la venganza dulce... O amarga, da igual: venganza al fin y al cabo. También merece la pena guardarme que cierto día fuimos fotogramas superpuestos, empachados de Apfel-Streusel y de canciones de Antonio Vega. Porque jamás te gustó andar bajo la lluvia sin paraguas, por más que hoy te repita lo guapo que estás con el pelo mojado. Y es que... Quiero que me sigas sonriendo y que se me caigan las bragas imaginándote sólo con tu sonrisa desde el otro lado de la cama.

30.5.11

Primaverando domingos sin fin

Descafeinarse de buena mañana
llevando a rastras la semana
convertir en posible
lo que aún no tiene cara.

Disimulo como punto fuerte
llenarse de excusas el bolsillo
anestésico total y aún dueles
hipotético, tétrico, patético.

Martes de leer entre líneas
resopón de nicotina y conclusiones
sin hallazgos patológicos de interés
pericarditis de primer nivel.

2.5.11

The brick wall.

Bitte ruft mich an, when available
it's your time to enjoy
me, pleading for attention
like talking to a brick wall.
Words acting like snakes
they've poisoned my face
to play truant of my duties
is the only way to escape
your time to enjoy and me...
Talking to a brick wall.
Sure, I need a break
having lose the faith
not afraid of putting you again
in the last place
of my 'to do' list.
It's your time to enjoy and me
like talking to a brick wall.

28.4.11

Geometría antropomórfica.

Claustrofóbica libertad
andando espirales
coleccionarte esquinas
en modo aleatorio.

Paralelas que se unen
para separar perpendiculares
amenazas externas
con forma de línea oblicua.

Harta de estudiar(me)te
para suspender la práctica
hágase el referéndum
por la evaluación continua.

26.4.11

Madrid

Recuerdos de noches imposibles
vagar sin rumbo mientras
pierdo la cuenta de las estrellas
de la capital
el típico juego del café
detener el reloj a todas horas
y a ninguna
motor del sentimiento
triple inyección turbo
desnudarse la primavera
bendita metáfora nocturna
bajar Gran Vía
al ritmo de "Sweet home Alabama"
dos más dos son cuatro
con o sin telón
armonía de pequeños grandes momentos
que echaron a correr
a la altura del Capitol.

21.4.11

Love stuff usually gets worse late at night

Last night's full moon
your hands, cold as hell
last night's full moon
reflected in neverending corridors.

'Cause you seemed polite
faking compliments everytime
I was willing to see you soon
in last night's full moon.

Having pressed my main button
rebooting's meant to be risky
forever, never, ever
you'd better come back to jail.

'Cause you seemed polite
faking compliments everytime
gonna block you on Facebook
'till last night's full moon.

'Cause you seemed polite
until the last night
not sure if I'm right
but my pride is craving to fight.

Against yours...
Against yours...
Against yours.

20.4.11

Cine de barrio

Ver los títulos de crédito
justo antes de tiempo
película demasiado corta
final poco convincente.

Papel protagonista
arma de doble filo
galán de poca monta
secundaria con suerte.

Interesantes giros argumentales
da vértigo pensarlo
pero tú no eres Stewart
ni yo Kim Novak.

Ataque de la princesita
en plano secuencia
corta a
el pasillo más largo de la historia.

Las segundas partes
tienen mala fama
pero hoy voy de valiente
esperaré a la secuela.

15.4.11

Harry Potter lo hubiese arreglado con un "Alohomora".

Pareces verdad
verdad de la de mentira
acusar en falso
delito que no prescribe.

Deshacer la cama en compañía
es más fácil de lo que tú
haces
que te salga Damien Rice en el aleatorio
no es cuestión de suerte.

Muerte varias veces
hasta que la luna se pira
ya cuesta creer
lo de sonrojarse a propósito.

Carreteras secundarias
para alumbrarnos las ganas
convertir tu ruta 66
en primera persona del plural
sin billete de vuelta.

13.4.11

Retrato robot de la hipocondría sentimental

1.- IMA: Intolerancia a múltiples arpías.

2.- Insuficiencia cardíaca: Cansado de decepciones, el corazón decide dejar de funcionar.

3.- Mielitis: Cuando las cosas aparentemente amables son las que más duelen.

4.- Mitofobia: Miedo enfermizo a la mentira.

9.4.11

A grito pelado en mitad de la noche nadie se atreve

Vomitar
cuánto te necesito duele
menos si te escondes
si nos escondemos
nube gris oliendo a mentolado
indirectas que se clavan
en el centro
la sonrisa más larga del mundo
juega a esconderse en la C-4
sentimientos de color aséptico
con sabor "¿a qué estás jugando?"
que me acojona que te vuelvas
daltónico
pudiendo prestarte los Plastidecor
rey de los interrogantes
princesa de las respuestas
abdicación recomendable
antes de que sea
demasiado
tarde.

7.4.11

tres y una suman cuatro

Parestesia: Dícese de la carrera de cien metros lisos por tu sistema nervioso central cada vez que te vistes de "la sonrisa más larga del mundo".

Cardiopatía: Cualquier padecimiento del corazón.

Eritema: Enrojecimiento involuntario.En la zona de las mejillas, puede ser síntoma de vergüenza y/o aumento de la temperatura.

Ferropenia: Falta de hierro en el organismo, generalmente causada por una sobredosis de decepciones (eg: "quitar hierro a algo")

3.4.11

Hipótesis inconclusa

Caen lagrimones de azúcar
por el hueco de la escalera
sé que llego tarde
pero el timbre no funciona.

La partida va por mal camino
si me odias sólo a veces
multiplicarte las excusas en papel de calco
no es la mejor de las opciones.

Somos muy de subtitular sinsentidos
cuando nos falla el más común de todos
si es que hablando se entiende la gente...
Será hora de aplicarse el cuento.

1.4.11

un día y medio en el paraíso

Paraíso conceptual
malacostumbrar rutinas
hacer tuyo algún sitio que no
apostarse las dignidades a una ficha.

Vivir en 35 mm
durante treinta y seis horas
"mamá, quiero ser artista"
y es cuando el artefacto explota.

Distinta primavera sureña
experimentando ideas de cebada
conflicto de lágrimas cruzadas
después del uno es cuando el dos llega.

Doce centímetros de altura
convertir lo real en virtual
lo intangible ahora se toca
aun a riesgo de parecer naïf.

Alfombras rojas por doquier
popularidad de diversa índole
si sueles andar en círculos
es difícil que te pierdas.

Segundos de lluvia intermitente
teléfonos que suenan sin usarse
como cuando notas que "eso" se mueve
y vale la pena arriesgarse.

Lo inteligente es hacer balance
de momentos (in)esperadamente bonitos
refraneando la brevedad mágica
y quedándote con ganas de repetir.

26.3.11

Manual de instrucciones sobre cómo llenar determinados huecos.

Dos inviernos y medio
cardiopatía severa
vaciar el vaso medio vacío
llenar de ansiedad la nevera.

Paradojas de 8 a 3
hacer creer lo que no es
trastorno de la personalidad
impaciencias en packs de diez.

Impropéricamente invadida
cuando cambias de compañía
sufrir en territorio hostil
suele ser rutina diaria.

Vivir capítulo a capítulo
perdiendo gracia en claroscuro
como convertirte al DVD
por abuso de profilaxis.

Miedo de ver(me)nos
de dentro hacia fuera
tocar la quinta sinfonía
en el hueco de tu barbilla.

Tu espera me desespera
poniendo cara de Godot
como él, siempre es "mañana"
creer o no creer...

Esa es la cuestión.

24.3.11

No me cabe ninguna duda

Anestesia:Falta o privación general o parcial de la sensibilidad [a(n)- ἀ-/ἀν- gr. 'no' + -aisthēsíā -αισθησία gr. 'percepción'].

No me cabe ninguna duda de que podrías apellidarte Anestesia. Todavía desconozco si eres consciente de tu poder, pero dudo ser la primera que ha visto distorsionada su capacidad de percepción desde que apareciste. Marina me dijo que no debía acercarme a ti, pero esa aparente falta de sensibilidad me resultó demasiado atrayente. Atontas, distorsionas, difuminas, desvaneces. El dolor te huye porque, sencillamente, TÚ eres el dolor. El único que puede hacer que aparezca o desaparezca a su antojo. Porque, si quieres, puedes hacer que todos los ratos sean como el dulce letargo del paciente anestesiado.

20.3.11

Castigo divino el de matarnos los domingos

Descompensación hidrópica: Cuando, entre dos personas, se produce cierta desigualdad en el porcentaje de "atención" al otro. Llámese así por la expresión "bailar el agua".


Veintidós inviernos
más frío del normal
haberte querido muy lejos
y fracasar en el intento.
Los días parecen iguales
con sorpresas de etanol
segunda fila centro
regalando aplausos impares.
Desecharte monótonamente
deshacerte sin intermitentes
utópicos caminos en espiral
monólogo del patético influenciable.
Maté nuestro domingo
homicidio (in)voluntario
cenarse la responsabilidad
en plato llano a ser posible.
Los días grandes se esperan
como quien se va de festi
24 horas electro nonstop
24 horas silenciando mariposas.
Hiperglucemia consentida
enrojecer de repente
huir de las esquinas
por descompensación hidrópica.

15.3.11

Con la P

Pericardio: Membrana que rodea y protege el corazón contra agentes externos. Comúnmente llamado "el escudo de los cobardes", no es imprescindible para el organismo.

Pericarditis:Inflamación del pericardio. En su fase más grave, éste puede resquebrajarse y dejar el corazón al descubierto. Hay que tener especial cuidado porque un corazón es más fácil de romper si no hay ayuda pericáridica.

Roce pericárdico: "Eso" que ocurre cada vez. Contigo. Y sin ti a veces.

12.3.11

Cardioversión

Cardioversión: n. Dícese de la forma de ver las cosas que tiene el corazón, al que nadie pregunta jamás.

Cariño,

Sé que crujido es una palabra fea. Pero precisamente por eso, por lo mal que suena, sé que te debo una explicación. Cuando te hablo de crujir, crujirnos, o crujirte, no quiero que pienses en la típica escalera de madera de la típica mansión decimonónica, o en los dedos de las manos que al unirse y hacer ese típico movimiento emiten el típico crujido desagradable, o en el crujido repulsivo que producen las nueces cuando las muerdes (sí, ya sé que a ti te encantan, pero tú me entiendes)... Si te hablo, es porque sé que existe una cardioversión de todo esto. Como cuando finges que no te gusta Nudozurdo, pero que al escuchar las primeras frases de "Negativo" te vuelves mantequilla (ahí puedo crujirte a cosquillas). O como cuando te pones el disfraz de chico atormentado: pedazo de cabrón, sabes que con él puesto, soy yo la que cruje... ¡Y ahí si que no hay versiones que valgan! O... O cuando me hablas en plural y pienso en el guisante de la princesa. Menos mal que, después (casi) siempre me obligas a ver "Love me if you dare"... Y entonces es el sofá el que cruje. Pero eso ya es otro tema.

PD: Volveré tarde. Te he dejado un par de berenjenas en el cajón de la fruta.

9.3.11

Tiene 1 mensaje(s) nuevo(s)

"Una cremallera atascada no son daños colaterales... A no ser que me dejes perderme a mitad camino de la ruta turística por tu contorno".

6.3.11

Tiene 2 mensaje(s) nuevo(s)

"Eres como jugar a la ruleta rusa con balas de polvo de corazón: tú, yo, una pistola... Y la extraña sensación de que esto no puede acabar bien".

Bip, bip, bip, bip...

Maldita batería.

3.3.11

Paradójicamente.

Hace tiempo encontré… una puerta a olvidar(te). Cerrada. Y fue entonces cuando te miré y me señalaste la llave. Sí, era tu nuevo colgante: siempre te gustó ponérnoslo difícil.



PD: el karma será buen contigo si entras aquí: http://www.microrrelatos-sms.com/users/7775/stories y le das un voto a mi microrrelato (si te gusta, claro está). Es difícil pero por intentarlo que no quede.

2.3.11

El hastío siempre llama dos veces.

Espiral en panorámico
bostezos en la recámara
ruleta rusa emocional
y no te quedan balas.

Arrogancia de mercadillo
sobredosis de proteínas
el arquero imaginario
busca nuevas víctimas.

Estás fuera de foco
pensando en inglés frío
afrancesando azul sobre verde
incontinencia verbal de postre.

La realidad mide treinta y dos pulgadas
hasta que se te cruza el cable
estado de alarma olor putada
remuriéndote hasta las 2 p.m.

26.2.11

La patética historia del chico que construía castillos inexistentes.

La pseudoinocencia llegó muy rápido. Era octubre, más o menos, a juzgar por las bufandas extralargas que ambos lucían en sus fotos... Y el olor a café caliente que aún conservaba en el bolsillo interior de la chaqueta. La hipotética chica atormentada solía esconderse detrás de sus gafas de sol (la excusa perfecta) hasta que éste se fue para no volver. Es tan difícil estar escondiéndote siempre... Y más si es de alguien que está cada vez más cerca. Como si de una peli pastelosa se tratara, se parecían cada vez más a Jorge y Paula (los de Sánchez Arévalo). Pero de todos es sabido que si sacas la vida de la pantalla grande, puede que no sea tan bonita... Y es cuando aparece el dolor precordial: aquel que causa (inconscientemente en la mayoría de los casos) ese alguien al que todavía no le has dejado entrar "ahí". Los castillos del chico que construía castillos inexistentes al principio sí que existían: castillos con forma de café de buenos días, castillos con forma de "te he echado de menos", castillos con forma indirectamente directa... ¡Hasta castillos que tenían forma de abrazo! Pero un día se cansó... Y los castillos se quedaron sin vida, eran solamente un contorno sin nada dentro. Entonces fue cuando la hipotética chica atormentada preguntó el porqué de ese castillicidio... Y recibió un simple "Tal y como los he construido... Los puedo destruir. Sin más".

20.2.11

La hipérbole del sábado que ya se creía lunes

Estarcido de grises
fallar(nos) sin comodines
apariencias engañosas
desde hoy en los mejores cines.

Hacer como que eres
a veces, siempre, nunca
poner(te) gasolina
sólo si me llevas.

Dolernos hasta el alma
rebobinado automático
y volver, volver, volver...
Con la magia marchita.

Olor de fin de invierno
arrinconando primaveras
abriles encorsetados
en cuentos de noches largas.

La vida es puro teatro
si llegamos hasta Orión
ración doble de "pensarlo"
re-cordis... Ház(me)lo.

16.2.11

A veces, siempre, nunca.

Ir de miedicas en horario londinense
ser el que duele una hora antes
miradas al horizonte en viajes largos
arrepentirse cuando es demasiado tarde.

Errores de cálculo sin decimales
no puedes descruzar la meta
mejor no hacer tachones
a dos kilómetros de Marte.

Disfraces a precio de saldo
ser cobarde o despegarte
hacer que no somos
nunca fue tan fácil.

Carnaval de mentiras recónditas
grados que se te meten en las entrañas
hacerse grande de repente
fortaleza regalada en las máquinas.

12.2.11

Remedios de la abuela

En el primer cajón de la mesita de noche guardo una caja de cafinitrinas, para tomarme una o dos cada vez que nos busquemos, que tengo el corazón desacostumbrado a sentirse tan vivo, y con poco que lo use me duele.
Ah, y en el segundo guardo un tubo de pegamento extra-fuerte... Por si algún día se nos ocurre rompernos.

8.2.11

Salvado por la campana (y nunca mejor dicho)

Que te regalen un billete de ida es un lujo. Recomendación: no perder el tren. O, en su defecto, ir en bici, comunmente conocido como "recular". Cuesta más, pero como dijo Coldplay "nobody said it was easy".

A Eric le costó entenderlo. Mientras , esperaba sentado en la barra de la cocina americana a que Marina terminase de gratinar los macarrones con su salsa secreta de queso y pimienta (bueno, secreta "secreta" ya no era, el copyright venía por lo menos de la bisabuela de Eric).

- No hace falta que estés mirando el horno como si no hubiera un mañana, eh. ¡Los macarrones no se escapan!- dijo él.
- Me encanta ver cómo se funde el queso... Me relaja.

Marina había respondido sin ni tan siquiera apartar la vista del horno: tan sólo se tocaba el lóbulo de la oreja insistentemente, como cada vez que esperaba algo con impaciencia.

- Eric... No sé ir en bici. ¿Me enseñas?
- Claro... Juntos será más fácil.

7.2.11

2 años

8 de febrero de 2009

He pasado mala noche. Hacía mucho frío. ¿Por qué tuviste que dejar la ventana abierta antes de irte? Sabes que no me gusta que hagas eso. También te fuiste sin despedirte de mí: son dos razones de peso para estar enfadada contigo.
Pero bueno... Hoy ha sido un día duro: mucha gente, cielo gris, comida basura. He hecho bien en acostarme pronto.


Hace 62899200 segundos que te fuiste... Y es como si nunca te hubieras ido.

3.2.11

Corazones de rastrillo

Contrabando de emociones
inconsciencia de antemano
batalla clandestina en colchones ajenos
como cuando nos creemos campeones.

Autorregalo de cumpleaños
corazón de tipo indestructible
con refuerzo anti-daños colaterales
y garantía vitalicia de reembolso.

Seamos valientes de manual
cámbiame un después por un ahora
de esos tantos que tienes en la estantería
de los que venden en la tienda llamada "Algún día".

Pongamos que hablo de mí
dejándome el alma en cada bordillo
esperando que llegue el gran día
y tener mi corazón de rastrillo.

1.2.11

Filosofía de sobrecito de azúcar II

"Empeñándonos en obviar lo latente sólo aumentaremos nuestra capacidad de adicción".

Esta frase la escribí hace tiempo, pero todavía hoy, sigue más vigente que nunca. Porque, desde que el mundo es mundo, los polos opuestos están condenados a atraerse.

27.1.11

Radiografía de un juego sin reglas.

Tic-tac. Tic-tac. Tic-tac...
"Mucho tiempo" es demasiado tiempo.
Sudar clandestinidad.
Doler hasta el hueco que hay detrás del ombligo.
Electricidad limítrofe que hace que se te salga la magia por las orejas.
Tic-tac... Se oye desde lejos.
Hasta donde la sordera se vuelve adictiva.
Sí, no y también.
Tic-tac... El juego acaba de empezar.

24.1.11

16.1.11

Desde la tercera fila hay mejor perspectiva

Pseudoprincesas al ataque
palidecer de repente
oxidar lo que no hace falta
porque la cremallera está atascada.

Mil y dos defectos nada humanos
pasando frío a medianoche
y es que la cara es el espejo del alma
aunque no seas lo que dijiste.

El pasado siempre vuelve
sin tener invitación
me desmonté y
aún sigo buscando mi manual de instrucciones.

Juegos de patio de colegio
esta vez sin uniforme
expedientándonos de vez en cuando
siendo al día un poco más valientes...

Y un poco menos humanos.

11.1.11

La cocina de Eric

Me llamo Marina y por ahí dicen que soy una llorica. No es que me enorgullezca de ello, pero es imposible combatir a los bigotes de leche que se sientan en la última fila de mi clase de mates. Me gusta coleccionar cosas, desde gomas de borrar hasta cromos de futbolistas. Pero nunca llego hasta el final.
Hoy es un día de esos gris bonito: gris porque el cielo quiere obligarme a tener cara de pomelo y bonito porque Eric me ha invitado a desayunar. Eric está muy guapo con barba, pero no se lo digáis que él es muy de creérselo sólo para hacerme la puñeta.
Estamos en su cocina... Me gusta su cocina: está toda decorada en verde y blanco y tiene dos fotogramas de Taxi Driver pegados en la nevera. Tengo delante de mí un bol enorme de fresas con leche condensada, que sabe que me encantan. Él, para variar come cereales, de esos que son bolitas de chocolate... Y cuando se cree que no me doy cuenta, intenta colarme alguna por el escote.
Hace tiempo que he empezado una nueva colección: me estoy aprendiendo su magia por fascículos. Pero no quiero contárselo aún, por miedo a que piense que no voy a terminarla.

Ahora que no me mira... ¿Se lo digo? ¿O no? ¿Y si se enfada conmigo por no habérselo contado antes? Bueno, da igual, si hasta cuando se enfada está guapo...


-Eric... ¿Te puedo pedir una cosa?
-Lo que quieras.
-Es que... Estoy coleccionándome tu magia, y los únicos fascículos que me faltan son "Maratón de Saw en mi sofá mientras me repites una y otra vez que te encanta besar a las chicas miedicas" y "Cena donde sea sin relojes ni móviles". ¿Crees que podrás hacerlo?
-Palomitas dulces y cocino yo, ¿hecho?
-Hecho.

7.1.11

Paradigma del mal jugador

El mal jugador suele ir de farol si hay más gente mirando (por aquello de sentirse amenazado y tal), y sólo en el uno contra uno consigue reunir el v(c)alor suficiente para sacar ese as escondido en el bolsillo interior de la americana.

Y es que en este casino, si tienes una mala mano no palmas pasta... Te puedes cargar un corazón. Que no sé yo qué es peor.

4.1.11

La vida es puro teatro

"Si la vida es puro teatro, el apuntador debería hablar un poco más alto".

(Anónimo)


Sólo espero no ser la única que tenga que pedirle un audífono a Baltasar...