13.10.14

El voyeur.

Ahí fuera es invierno en Agosto
Las parejas no miran, sólo ven
Dan ganas de gritarles que no saben
Por quemar sus "te quieros" a lo bonzo.

Y es que Bukowski ha hecho mucho daño
Sin pedir ni siquiera clemencia
Elevando alcohol y decadencia
A niveles crueles de desamparo.

El que avisa no es traidor, ni poeta
Sólo tiene una ventana indiscreta
Al mayor de los miedos terrenales.

Llegar más vivo a los días finales
Sin pensar en una muerte concreta.
Saberse soneto, siendo problema.

24.9.14

Me llamo María.

Me llamo María:
soy galleta,
hierba
y la virgen del drama.

Hablo mucho,
soy hipotensa
y propensa
a la hipérbole.

Hablo inglés,
he tenido tres gatos
medio alemanes
y suelo irme
a la Francesa.

Huelo a vainilla,
suelo cruzar en rojo
y no sé silbar.

Jamás salgo de casa
sin un cuaderno
de notas
y mi domingo favorito
es un jueves
a la hora del café,
frío,
si traes un todo
brotando del mío.

Nací un miércoles de marzo
y, parafraseando a Diego,
mis padres
debieron de pensarme
en una siesta de verano.

Odio los guisantes,
me aterran
los aparcamientos subterráneos
y siempre
llego la última
en el Mario Kart.

Contigo
me pasó lo mismo
pero jamás hubo
opción
de apretar el pause
y reiniciar la partida.

"Qué intensa eres"
me dijiste un día.

"Qué equivocado estás"
te dije yo.
"Soy como el Colacao:
difícil
de disolver
en ambientes muy fríos".

Soy una maldita zorra rencorosa,
tengo
muy mal despertar
y me cabrea
la gente impuntual.

Me encanta
hablar de amor
pero quizás
debiera hacer caso a Marwan
y dejar de hablar
tanto.




20.9.14

Coitus interruptus.

Me pisas,
te paso:
qué prisa.
Me pesas,
te dejas,
vuelves.

Me llevas,
te llenas.
Qué menos.
Qué manos.

Nos versamos...
Pero esto no rima ni a tiros.