18.10.10

Una imagen vale más que mil palabras.

-¿Qué quieres?
-¿Yo? Nada.
-Lauri... Me conozco esa cara.
-¿Qué cara?
-La cara de "pedirme cosas".
-¿Tanto se me nota? Bueno, en verdad sí. Es que... Tienes un mimito colgando del bolsillo, y otro sentado en la nariz, y otro saltándote las pestañas y otro... Bueno, el otro no lo veo, pero sé que lo tienes dentro del zapato porque le oigo silbar. Y eso... Que, como tienes tantos, por si me podías dar alguno.
-Y yo, a cambio, ¿qué me llevo?
-¿Tú? Tú no tienes cara de pedir cosas.

16 comentarios:

  1. muuuuy dulce!!
    me encantó!! jeje
    además con una Laura como protagonista *.*

    besitos

    ResponderEliminar
  2. que dulzura desprende esta entrada señorita M!:)
    mmm...paso de que me insufles ron de 4 euros ahora eh? jodo estoy de resacón aun...dioss...definitivamente los pilares duran demasiado!jajajaja
    muuuahh!

    ResponderEliminar
  3. Nunca me ha gustado tener que pedir mimos pero cuando los estoy gritando a los cuatro vientos y nadie me hace caso... no me corto un pelo!!! Bonita entrada! Si señor! Kisses!

    ResponderEliminar
  4. Valerie te hará caso=)
    Qué entrada más mona!
    Muuuchos mimitos boniita.

    ResponderEliminar
  5. ajjaj pobrecito:) seguro que tienes tu también algun mimo por ahí que darle

    ResponderEliminar
  6. mi mary!! jajaj m encanta, yo tengo mil mimitos para darte :)

    ResponderEliminar
  7. Jajaj, este micro-cuento no tiene precio...

    ResponderEliminar
  8. jo, a mí tanto mimo me daría empacho.



    pd: te dejo
    un pollito
    espacial

    ResponderEliminar
  9. Me ha encantado la dulzura de ésta entrada

    ResponderEliminar
  10. ¡se lleva la cara de lauri sonriendo por haber recibido un mimo, que no es poco!

    ResponderEliminar
  11. A mi a veces me dicen Lauriii *-*
    qué genial!
    [:

    ResponderEliminar

Mi caja de cerillas no es muy grande... Pero seguro que puedo hacer un huequito para la tuya :)