1.10.10

Como idiotas

Era una tarde cualquiera de finales de mayo, con la típica lluvia tonta inglesa que cae sin que te des cuenta. Cuando llegamos al Millenium Bridge, ya estábamos empapados como idiotas. "Mira a lo lejos", me dijiste. "Vámonos a casa, Steve, me muero de frío"."Mira hacia el fondo, ¿ves el final del Támesis?" Para variar, eres la única persona en el mundo en la que encuentro irresistible que no me haga ni puñetero caso. "No, no puedo verlo. ¿Por?" "Por nada... Sólo quiero que seas como el Támesis... Sólo quiero que no te acabes nunca".

6 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho todo lo que rodea a este blog...

    ResponderEliminar
  2. OHHHH muy lovely y además situado en Londres (L)

    ResponderEliminar
  3. ohhhh aún antes de ayer estabas pisando suelo londinense??? no sabes CUANTOOOOO te envidio ahora mismo jeje
    yo estuve a finales de verano y ya lo hecho de menos (DEMASIADO)...
    Tengo un serio problema jaja, I'm Laura and I am Londonaholic xDD

    ResponderEliminar
  4. No me gustó Londres. Reconozco que tiene su encanto, pero no me gustó. Aún así, hoy has conseguido que me gustase un poquito más... Kisses!

    ResponderEliminar

Mi caja de cerillas no es muy grande... Pero seguro que puedo hacer un huequito para la tuya :)